Por Nacho Palou — 20 de Abril de 2009

David nos envió este enlace del Diario de Navarra: Un pasajero interfiere con su móvil en el aterrizaje de un avión en Noáin.

Al parecer, debido a las interferencias causadas por un teléfono móvil encendido, el piloto tuvo que aterrizar el avión de modo totalmente manual, prescindiendo de algunos sistemas electrónicos que se vieron afectados. Tras tomar tierra uno de los pasajeros (situado en la octava fila) reconoció haber encendido el teléfono móvil justo antes de que se iniciara la maniobra de aterrizaje.

Además de tener que prestar declaración ante la Guardia Civil el pasajero podría ser multado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear