Por @Alvy — 1 de Junio de 2011

No se yo si me subiría a este jetpack tan alegremente como ha hecho el valiente del muñeco dummy, pero en Popular Science cuentan que el Martin Jetpack ha alcanzado los 5.000 pies de altura durante un vuelo de pruebas, como se ve en el vídeo. El aterrizaje: de momento, mediante paracaídas. Las vistas: espectaculares.

Este ingenio lleva unos diez años de desarrollo a sus espaldas y es uno de los pocos candidatos a convertirse en medio-jetpack medio-helicóptero «de verdad» y comercializarse en un plazo razonable, algo que siempre han soñado los aficionados a los chismes voladores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

12 comentarios

#1 — OttoPilot

Me parece que hay un error. El ascenso fue a 5.000 pies de altitud, no de altura. Por lo menos eso es lo que dice el presentador.

#2 — Pablo

Yo tampoco me subiría a algo que suena como una batidora...

#3 — octopusmagnificens

Ese cacharro nunca será seguro. Un fallo de motor y caes a plomo.

#4 — Unoque

#3 octopusmagnificens. Casi como en un helicópero, ¿o no?

#5 — octopusmagnificens

No. El JetPack no tiene autorrotación.

#6 — tomassino

ja, aqui falta espiritu de aventura, un jetpack aunque sea a 4 tiempos, es peligroso, inestable, poco fiable.... pero es un jodido jetpack ergo MOLA

#7 — tech

si..como si la autorotacion va a salvar a un helicoptero...la mayoria de las veces caera como plomo.

#8 — Iker

Dos pequeños cohetes de emergencia, un paracaidas, y listo.

#9 — Rocket

En los helos la autorrotación sí que funciona, es un principio físico básico.

No sólo eso, sino que en el EdA y en FAMET todos los años hay varios casos de emergencias declaradas en vuelo que llegan a buen término gracias a la autorrotación.

Vamos que no es una cosa que ocurra todos los días pero que es muuuuy normal y tooooodos los pilotos están entrenados en el procedimiento para ponerlo en marcha.

Saludos,
Rocket

#10 — Javier

Tech : la autorrotación, como muy bien dice Rocket, ha salvado muchas vidas en los helicópteros. En los ejecicios de simulación se llegan a posar con mucha más facilidad de la que piensas y tan solo se arrastran un poco por el terreno ( se suele hacer sobre un cesped en las prácticas ). Básicamente, sólo necesitas dos condiciones para que todo termine bien : una altura razonable para que tengas suficiente recorrido en el descenso ( esta altura dependerá de la velocidad a la que estés volando en el momento del fallo, pero, normalmente, y si estás muy atento, con 100 metros de altura ya te puedes salvar, incluso menos ).
En segundo lugar, dependerá de la rapidez con la que reacciones para dejar lo que se llama "rueda libre" ( que no es otra cosa que los rotores giren libremente, sin el freno motor ) y lleves la palanca de mando abajo ( "picar el helicóptero" ) para que comience a coger velocidad y el efecto de la autorrotación. Los pilotos bien entrenados lo hacen de forma instintiva y creéme que se salvan unos cuantos todos los años. De hecho, cuando ves unas fotos de algunos helicópteros accidentados, no son pocas la veces que ves algunos daños en los helicóptero y los pilotos se han salvado. Pues, en muchos casos, se han salvado porque han realizado la autorrotación y han dañado el helicóptero con mayor o menor intensidad. Por eso nos sorprende que sobrevivan tantos pilotos en accidentes de helicópteros, gracias a la autorrotación, en un gran número de casos.
Yo tengo 30 horas de vuelo en el Robinson 22 y nunca llegue a practicar este ejercicio, sí visioné mucho videos en los que se podía ver cómo lo hacían. El instructor que yo tenía lo dominaba a la perfección, pero él había nacido casi en un helicóptero, pues su padre es un piloto que ya no apunta las horas de vuelo, debido a que son una auténtica barbaridad.

Saludos

Saludos

#11 — chuchofreeman

Supongo que ya conocen el caso de este señor, pero por si las dudas, se los dejo: Mexican Rocketeer.

#12 — Javier

Gracias por el enlace chuchofreeman. Es increíble lo que ha logrado este hobre. Qué maravilla, me ha encantado conocer lo que hace. No lo conocía. Fabuloso. Muchas gracias