Por @Wicho — 21 de Julio de 2016

Hay que tenerlos forrados de algo muy resistente para atreverse a saltar en paracaídas sobre una tremenda tormenta eléctrica, pero justamente eso es lo que ha hecho Sean MacCormac.

Aunque saltara en el borde de esta se vio en medio de vientos de más de 200 kilómetros por hora y con la posibilidad no desdeñable de que le partiera un rayo. Ya sabéis, la típica cosa de «niños, no hagáis esto en casa».

Pero por lo demás, espectacular a pesar de estar a medio camino del WTF.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear