Por Nacho Palou — 27 de Enero de 2015

La luz de un rayo láser no es visible a simple vista, excepto cuando ésta alcanza una superficie donde rebota revelándose como un punto. Lo de ver los rayos láser volando por el aire como en las películas de ciencia ficción «añade dramatismo a las batallas» pero es poco realista.

Esto es así porque si los fotones no alcanzan directamente a los ojos no resultan visibles. En un rayo láser todos los fotones viajan juntitos y apretaditos en la misma dirección, e interesa que esa dirección sea cualquiera distinta a donde estás tú, y mucho menos hacia tus ojos.

Lo más parecido a «visualizar un rayo láser» resulta cuando hay humo o niebla. Pero en esas circunstancias tampoco se ve el láser, sino las partículas en suspensión alrededor que reflejan la luz de éste.

Ahora investigadores de la Universidad de Edimburgo han logrado ver pasar por el aire un rayo láser, y además capturarlo en vídeo. El método utilizado para capturar el rayo moviéndose es parecida a la que se empleó recientemente para “ver” la luz desplazándose y rebotando en un espejo; en este caso la cámara de barrido es algo más lenta y sólo capta el equivalente a 20.000 millones de fotogramas por segundo.

De este modo el vídeo grabado a velocidad alta de cojones revela cómo se dispara el láser y el haz de luz va rebotando en una serie de espejos.

Fuente: Laser flight path caught on camera for the first time.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear