Por @Wicho — 19 de Diciembre de 2013

En vez de con hotentotes, hoy vamos a aprender alemán con Bárbara y su tarta de ruibarbo:

  1. Hay una chica que se llama Bárbara.
  2. Es famosa por su pastel de ruibarbo.
  3. Así que la conocen como Bárbara del Ruibarbo, la Rhabarberbarbara del título del vídeo.
  4. Abre un bar para vender el pastel, el Rhabarberbarbarabar.
  5. El bar es frecuentado por tres bárbaros, los rhabarberbarbarabarbaren.
  6. Los tres tienen barba.
  7. Van al barbero para que les arregle la barba, el rhabarberbarbarabarbarenbartbarbier.
  8. El barbero de los bárbaros del bar de Bárbara del Ruibarbo va al bar a comer un poco de pastel y luego quiere tomarse una cerveza en concreto, la rhabarberbarbarabarbarenbartbarbierbier.
  9. Esa cerveza sólo la hay en un bar determinado.
  10. La camarera de ese bar se llama Bärbel.
  11. Así que es la Bárbel del bar en el que se vende la cerveza del barbero de barbas de los bárbaros del bar de Bárbara del Ruibarbo, lo que en alemán se puede decir en una palabra tal que como rhabarberbarbarabarbarenbartbarbierbierbarbärbel.
  12. Al final los bárbaros con barba que van al bar de Barbara, el barbero de los bárbaros con barba que van al bar de Bárbara y la misma Bárbara del Ruibarbo se van al bar de Bärbel a tomarse una cerveza. Sin duda alguna la necesitan.

Y no, en realidad los alemanes no hablan así sino que esto es más bien un trabalenguas, aunque se aplican correctamente las normas gramaticales del alemán al construir las palabras que lo forman.

Igual que en Rindfleischetikettierungsüberwachungsaufgabenübertragungsges, el nombre de una ley recientemente derogada en Alemania que venía a significar «ley para la transferencia de tareas de supervisión en el etiquetado de la carne vacuna».

Claro que lo de Buffalo buffalo Buffalo buffalo buffalo buffalo Buffalo buffalo también tiene su coña.

(Vía Boing Boing, Mental Floss y languagehat).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear