Por @Alvy — 16 de Junio de 2016

Si el motor de vapor no se hubiera inventado el mundo sería un lugar mucho peor. Gracias a él comenzó la primera revolución industrial (finales del siglo XVIII) y de ahí hasta donde estamos.

Aunque este invento se suele atribuir a James Watt lo cierto es que hubo muchos más nombres propios relacionados con esta idea y con las primeras rudimentarias versiones, desde Herón a Jerónimo de Ayanz y Beaumont, un español que en 1606 registró la primera patente de esta máquina.

El vídeo de Real Engineering es especialmente interesante por la calidad de las animaciones. Además de explicar todos los detalles de forma muy resumida y completa sería la forma ideal de enseñar en una clase cómo estaban construidas y funcionaban este tipo de máquinas originalmente. (Merece una traducción completa de subtítulos al menos, e incluso una locución.)

Además de analizar toda la historia y detalles técnicos el final del vídeo hay algunos ejemplos de mecanismos más modernos y se habla de las turbinas de vapor actuales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear