Por @Wicho — 22 de Junio de 2008

2 estrellas: flojito A spot of bother por Mark HaddonA Spot of Bother. Mark Haddon. Vintage, 2007. 368 páginas, inglés. ISBN-10: 0307278867. En español: Un pequeño inconveniente.

George se ha retirado hace poco y vive tranquilamente dedicado a construir un estudio en el jardín de su casa en el que piensa retomar una afición a la pintura largo tiempo olvidada, pero su tranquilidad se verá comprometida cuando un día descubre una mancha descolorida en su cadera.

A pesar de que su médico le dice que es un eczema que desaparecerá con solo echarle una crema durante unos días George está absolutamente convencido de que es un cáncer que lo va a matar más bien pronto que tarde, lo que le hace empezar a darle vueltas y vueltas en su cabeza al tema de la muerte, lo que a su vez hace que vaya perdiendo la razón.

El problema es que en su familia nadie se da cuenta, ya que su mujer está más interesada en el lío que tiene con David, un ex compañero de trabajo de George, su hijo Jamie tiene sus propios problemas de pareja con su novio Tony, y por si fuera poco su hija Katie, divorciada y madre de un niño, los deja a todos asombrados cuando anuncia que se va a casar con Ray.

A nadie de la familia le gusta Ray y la propia Katie no tiene claro si se va a casar con él por que lo ama o porque en realidad se porta muy bien con su hijo.

Así que la boda se convierte en algo que hará que por primera vez en años los miembros de la familia tengan que afrontar sus relaciones personales con los miembros de la familia más inmediatos, con otros más lejanos, y con sus parejas y amigos.

Compré este libro porque me encantó El curioso incidente del perro a medianoche, de este mismo autor, pero en mi opinión esta segunda novela suya está a años luz de la primera.

Parece algo así como una mezcla entre los Roper y El padre de la novia (pero el remake con Steve Martin, no la original con Spencer Tracy), y aunque a ratos es medianamente divertida en realidad los personajes son muy planos y previsibles, así como la historia, aunque se lee rápido ya que no hay que usar muchas neuronas para seguirlo.

Así que si te lo prestan puede estar bien como lectura para pasar el rato, pero yo no recomendaría comprarlo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear