Por @Wicho — 10 de Octubre de 2006

El tío Petros y la conjetura de Goldbach por Apóstolos DoxiadisEl tío Petros y la conjetura de Goldbach. 3 estrellas: bueno Apóstolos Doxiadis. Zeta Bolsillo, 2005. ISBN: 849654656X. Español.

El narrador del libro descubre un poco por accidente que su tío Petros, al que su padre y su otro tío, Anargyros, consideran la oveja negra de la familia, en un momento de su vida fue un prometedor genio de las matemáticas que contó con el apoyo absoluto de su padre y sus hermanos, pero que en opinión de estos desperdició su talento porque nunca llegó a producir ningún trabajo significativo.

Esto despierta su curiosidad y se propone conseguir que su tío le cuente su verdadera historia, a la vez que decide hacerse matemático, empeño del que su tío Petros intenta disuadirlo diciéndole que no tiene lo que hay que tener.

Como ve que no hay manera y que su sobrino está empeñado en hacerse matemático, Petros le propone resolver un problema, y le dice que si es capaz de resolverlo durante el verano no sólo no se opondrá sino que le dará todo su apoyo a que se haga matemático.

El problema es, ni más ni menos, y sin que su sobrino lo conozca, la conjetura de Goldbach, que suele formularse como «todo número par mayor que 2 puede escribirse como suma de dos números primos», aunque la forma en la que la escribió Golbach originalmente es «todo número entero mayor que 5 se puede escribir como suma de tres primos.»

Esta conjetura es uno de los problemas abiertos más antiguos en el campo de las matemáticas, y por supuesto nuestro narrador no es capaz de resolverlo, pero descubre que su tío le propuso una tarea imposible -o casi- por lo que decide matricularse igualmente en matemáticas.

Con el tiempo su entusiasmo e insistencia irán venciendo la reticencia de su tío a hablar de su vida y a través de él y de lo que le cuenta, y también gracias a su compañero de habitación y otras personas que conoce durante sus estudios de matemáticas, la novela va haciendo un recorrido sobre algunos de los problemas más conocidos de las matemáticas, algunos matemáticos como G. H. Hardy, Ramanujan, o Alan Turing, y lo que supone trabajar en la resolución de sus problemas, con el temor de que alguien pueda adelantársete o de que si vas publicando trabajos intermedios.

El libro se convierte así en una especie de introducción no exhaustiva a la historia de las matemáticas y a la mente de los matemáticos, de muy agradable lectura y muy entretenido; da la impresión de que el autor podría dedicarse a escribir libros de divulgación muy buenos.

Actualización: Scila nos recuerda Tío Petros Feed RSS, un weblog dedicado precisamente a las matemáticas con el que ya enlazamos en alguna otra ocasión. Alegaré como atenuante para no haberme acordado de mencionarlo antes los efectos del citomegalovirus que me acompaña desde hace unas semanas y que me tienen machacado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear