Por Nacho Palou — 13 de Julio de 2016

Lo de la orina, aunque cierto, es una dramatización a lo Bear Grylls. La primera opción sería usar agua: agua limpia, una bolsa de plástico y luz del sol, tal y como se explica Grant Thompson en Can You Start a Fire with a Sandwich Bag?

Se trata de hacer una lemte líquida, usando la bolsa llena de agua como lupa con la cual concentrar los rayos del sol sobre algunas ramas y hierbas secas. Después de unos minutos, entre cinco y diez minutos, deberías empezar a ver algo de combustión.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear