Por Nacho Palou — 29 de Abril de 2015

Equipo Radioaficionado (cc) Jim Shank
Fotografía (cc) Jim Shank

En Ars Technica, After Nepal earthquake, people turn to ham radio,

Tras del terremoto que sacudió ciudades en la India y en Nepal, radioaficionados voluntarios viajaron a las regiones afectadas para retransmitir mensajes desde aquellas zonas en las que las infraestructuras de comunicaciones han dejado de funcionar. Los equipos de radioaficionado envían y reciben mensajes utilizando frecuencias de radio específicas y se utilizan a menudo en situaciones y casos de emergencia y desastres porque no dependen de redes e infraestructuras para funcionar, sino que los equipos de radio se comunican directamente entre sí y funcionan desde cualquier lugar alimentados con baterías o generadores eléctricos.

* * *

Hace no mucho escribía en la revista GQ España sobre tecnologías obsoletas pero útiles, y mencionaba precisamente los equipos de radio de banda ciudadana y de radio o de radioafición y similares —existen distintos tipos— los cuales, a diferencia de los teléfonos móviles, seguirán funcionando durante un apocalipsis zombi.

* * *

Precisamente desde hace un año la Banda Ciudadana está exenta de licencia en España, lo que significa que no es necesario pagar una tasa y conseguir una autorización para disponer y utilizar uno de estos equipos; la banda ciudadana o CB (Citizen Band) tiene sus limitaciones en alcance y capacidad, pero además de estar exenta de licencia los equipos de banda ciudadana son relativamente asequibles (unos 100 euros) y muy fáciles de utilizar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear