Por @Alvy — 6 de Octubre de 2016

En pleno desierto de Mojave se reúne la gente en una fiesta post-apocalíptica llamada Wasteland (aquí el vídeo del año pasado). Allí unas 3.000 personas acuden durante un fin de semana largo de 4 días disfrazadas de forma apropiada para el ambiente que se respira, pilotando todo tipo de vehículos «a medida». Desolación.

La verdad es que es difícil distinguir la fiesta de la película. Si es que puede llamarse «fiesta» a esta gran celebración de la cultura del fin del mundocúpulas del trueno, combates mano-a-mano y burlesque incluidos.

Los organizadores se encargan de preparar parte del «escenario». Las entradas cuestan entre 85 y 135 dólares según cuándo se reserven – todos los años desde 2010, que es cuando comenzó el festival, se agotan.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear