Por Nacho Palou — 18 de Marzo de 2013

Ben Brooks en When Even Billions of Dollars Won’t Support Free,

Google no quiere que nadie pague por sus servicios (salvo excepciones). Así que ante la opción de cobrar por Google Reader o cerrarlo elegir el cierre del servicio se ajusta mejor a su consigna.

Es una idea que asusta.

¿Cuánto gana Google con Gmail? ¿Es suficiente para mantener un servicio que está en crecimiento constante? Porque si el pasado es aplicable al futuro Google preferiría cerrar Gmail antes que cobrar por él.

Con Gmail sucede algo muy parecido a lo que sucedía con Google Reader: muchos usuarios lo utilizan como repositorio de feeds que luego leían con otras aplicaciones y no vía web. Igual que también muchos usuarios tienen su cuenta de correo de Gmail configurada en clientes de correo electrónico y rara vez entran vía web —y por tanto no ven la publicidad que se muestra en la página de Gmail.


Bonus:

Además del cierre de Google Reader la semana pasada Google anunció también la eliminación parcial del soporte CalDAV —un estándar abierto que se utiliza para sincronizar agendas / calendarios— en beneficio de su desarrollo propietario Google Calendar API (What Else Google Is Shutting Down).

También Google ha eliminado de Google Play la aplicación Adblock Plus para bloquear anuncios publicitarios en Android, aunque se puede seguir instalando descargándola vía web. Esto último puede parecer anecdótico, pero es un movimiento que retrata a Google mostrando cierto desinterés por las libertades de sus usuarios. (Google Blocks Adblock Plus, Puts Revenue Before Users).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear