Por @Alvy — 2 de Febrero de 2007

Si utilizas algo como Apple Remote Desktop o VNC para controlar la propia máquina en que se está ejecutando, lo que se ve es esto:

Recursividad Infinita: Remote Desktop

Algo parecido a cuando enfocas una cámara de vídeo conectada a una televisión a la propia televisión.

Precisamente ayer empecé a releer la edición 20º Aniversario de Godel, Escher, Bach: An Eternal Golden Braid (más conocido como GEB), mi libro favorito de todos los tiempos. En la introducción actualizada (de 1999), Douglas R. Hofstadter explica que la idea central de su libro siempre fue intentar explicar cómo algo «consciente» (vivo, inteligente, con consciencia de sí mismo) puede surgir de algo inanimado. Su teoría es que cuando un sistema entra en un «bucle extraño», especialmente de tipo recursivo y autoreferente (a lo «Gödeliano»), es cuando toma conciencia de sí mismo y surge el verdadero reconocimiento del «yo», del «uno mismo» o lo que podría definirse como «consciencia». Esto, que de algún modo ya existe en el cerebro de los seres humanos y otros animales, podría del mismo modo surgir en máquinas inteligentes algún día, si se construyera un sistema suficientemente complejo como para que entrara en uno de esos bucles recursivos autoreferentes e infinitos.

Así que, cuidadín, a ver si con las pruebas del Remote Desktop vamos a acabar como con lo de Skynet…

(Vía Apple Weblog en Español.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear