Por @Wicho — 5 de Julio de 2009

Un viaje en avioneta de Almería a Granada terminó esta tarde de manera bastante imprevista cuando un fallo en el motor obligó al piloto a tomar tierra en una de las salidas de la autovía de Motril a la altura de Padul.

Ramón Suárez, el piloto, estaba a punto de aterrizar en un campo cuando vio que quedaba un hueco en la autovía entre el coche que iba delante y los que venían detrás, que podían ver perfectamente la maniobra, tal y como lo cuenta el propio Ramón en «Iba a aterrizar en el campo, pero vi un hueco en la autovía y me decidí».

La avioneta en cuestión ha sido la Cessna 152 II con matrícula EC-DNN, y ni esta ni afortunadamente el piloto ni su acompañante han sufrido daño alguno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

5 comentarios

#1 — Dark Knight

Nah, lo tipico que miras por el retrovisor y te encuentras con una avioneta que se te echa encima.....OMG jajajaj Esperemos que no le pillase ningun radar

#2 — KER

Buenas.

Tendrá multa?

Saludos.

#3 — Leónidas Kowalski de Arimatea

Increíble. Me ha recordado que por ley las carreteras interestatales de USA deben incluir en su trazado rectas de determinada longitud cada equis kilómetros, precisamente para facilitar eventuales aterrizajes de emergencia.

#4 — Bartas

Menudo ceporrin, menos mal que no hubo victimas. Y en habiendo patatales como campos alternativos ¿por qué puso en peligro a los usuarios de la autovia? De hecho su osadía causó alcances entre vehiculos.

#5 — Edgardo Valverde

Mis felicitaciones a Ramon por la decision tomada, es lo mejor que se podia hacer en ese caso. Soy piloto comercial en Argentina, y personalmente he aterrizado en una ruta, por el solo gusto de hacerlo, y no es peligroso, porque se ve el trafico cercano y lejano tambien. Con las debidas precauciones, no existe absolutamente ningun peligro.