Por @Wicho — 1 de Mayo de 2014

Blair Bunting tuvo la oportunidad de una vida que todo aerotrastornado desea cuando le ofrecieron hacer un vuelo en uno de los F-16 de los Thunderbirds, la patrulla acrobática de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Lo cuenta en Flying with the Thunderbirds.

Habiendo experimentado personalmente algo parecido, aunque sólo llegué a 7g, puedo decir que por muy bien que lo cuente, no hay palabras.

Bueno, sí: ¿cómo se las apaña uno para conseguir una invitación así?

(Vía Gizmodo).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear