Por @Wicho — 16 de Abril de 2010

Nube de ceniza desde el espacio - ESALa nube de ceniza volcánica producida por la erupción en el glaciar Eyjafjallajoekull de Islandia sigue hoy provocando cierres de aeropuertos en el norte de Europa.

A estas horas, se prevé que al menos los aeropuertos de Londres, Dublín, Bruselas, Ámsterdam, Copenhague, París, Dusseldorf, Frankfurt, Berlín, Moscú, Estocolmo y Varsovia vayan a permanecer varias horas cerrados durante el día de hoy.

El cierre del espacio aéreo de estos países por culpa de la presencia de estas cenizas a una altura de 10 - 11 kilómetros es debido a que volar a través de una nube de cenizas de este tipo puede tener consecuencias bastante negativas.

Y es que entre otras cosas, se pueden parar los motores, como pudieron comprobar los pasajeros y tripulantes del vuelo 9 de British Airways del 24 de junio de 1982 cuando los cuatro motores del B-747 en el que volaban así lo hicieron.

Por esto ayer, hasta las 19:30 horas, el cierre de parte o todo el espacio aéreo del Reino Unido, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Bélgica, Suecia, Alemania y Francia había provocado la cancelación de 497 vuelos en España, 268 de salida y 229 de llegada.

Quien tenga que viajar a o de estos destinos, o en general por la zona afectada, debería ponerse en contacto con su aerolínea para comprobar el estado de su vuelo.

Fuente de la imagen: New satellite image of volcanic ash cloud, tomada por el satélite Envisat de la ESA.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Juanillo Busman

¡¡La madre que pario al EYJAFJALLAJÖKULL!!

También a mi me fastidio,el Jueves tenia que despegar desde LECO y quede en tierra,me cambiaron para hoy Sábado y tampoco.....adiós a las vacaciones en Londres.
Solo espero que esto no dure mucho ya que va ser la ruina total para las compañias aéreas,ya la cosa esta fatal con la crisis y esto le va dar la estocada.

#2 — QC

Como anexo al enlace de Wicho en RTVE, un extracto de la página del comandante del vuelo 009 de B.A. (http://www.ericmoody.com/) que a su vez es un escaneo de un artículo en un periódico de la época.

(Artículo completo en: http://www.ericmoody.com/Page4.pdf)

[...]

The engines were the worst affected parts of the aircraft with the

turbine blades having the most damage. The tips of the blades

were ground away where they were blasted by the ash at high

speed. The material of the ash was mostly silicate particles with

a mean diameter of .075 mm. Apart from wearing away the high

speed parts of the engine the 'silicacious refractory material

sintered in contact with the hot metal fusing itself to the blades'.

This is what happens inside steel furnaces. The changes in blade

shape and size had serious effects on the efficiency of the engines

with the number 4 engine (significantly the engine which ran

down first) being the least damaged. Ash was also found in the

pitot tubes which had caused the differing airspeed readings.

In October 1984ICAO issued a special report on the dangers of

volcanic ash to aircraft, where it was pointed out that the incident

on the 24th June 1982 was the ninth eruption of Mount

Galunggung that year. The report found that prevention was

better than cure, but suggested that any pilot who encountered

such a problem should, altitude permitting, reduce thrust to zero,

descend and leave the area as soon as possible. Consideration

should be given to turning off engines and restarting them when

clear of the ash and inside the relight envelope of the aircraft.

Esto es, que las partículas que desprende una erupción volcánica son silicatos, y éstos, al contacto con un metal caliente se convierten en nada más y nada menos, que cristal, deformando las superficiles a las que se adhiere (los silicatos son la materia prima con la que se fabrica el cristal). Parece ser que al apagarse los motores, el descenso de la temperatura hizo que estos cristales se enfriaran súbitamente, y de esta manera se volvieran frágiles y pudieran desprenderse en su mayor parte, por la fuerza centrífuga, recordemos que aunque los motores estaban apagados, las turbinas giran igualmente por el efecto del aire pasando por ellas.