Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2012

De cómo CompuServe creó en 1987 un formato llamado 87A que pasó a llamarse GIF y de ahí a los GIF animados que campan actualmente por Internet cual virus: trompazos a lo vídeos caseros; gatos que disparan rayos por los ojos y –al menos con algo de estilo– los cinemagraphs un poco más currados.

Porque sí, niños: los GIF animados son un virus, que parecía extinto pero ha resucitado. Un virus para el que todavía no tenemos cura y que visto lo visto nos perseguirá para siempre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear