Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2012

De cómo CompuServe creó en 1987 un formato llamado 87A que pasó a llamarse GIF y de ahí a los GIF animados que campan actualmente por Internet cual virus: trompazos a lo vídeos caseros; gatos que disparan rayos por los ojos y –al menos con algo de estilo– los cinemagraphs un poco más currados.

Porque sí, niños: los GIF animados son un virus, que parecía extinto pero ha resucitado. Un virus para el que todavía no tenemos cura y que visto lo visto nos perseguirá para siempre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones