Por Nacho Palou — 20 de Octubre de 2017

Quemar antes de leer.

Una publicación compartida de Jo Frenken (@charlesnypelslab) el

El título de la novela de Ray Bradbury Fahrenheit 451, ambientada en un futuro distópico, se refiere a la temperatura a que el papel de los libros arde.

Y esta edición de la academia de arte Van Eyck lleva la referencia más allá: para leer la novela es necesario aplicar calor a cada una de las páginas.

Tan ingenioso como coñazo.

Vía Colossal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear