Por Nacho Palou — 28 de Diciembre de 2016

Hace un par de años Peregrine Church puso en marcha su proyecto artístico Rainworks que consistía en grafitis invisibles, mensajes positivos que sólo son visibles cuando llueve: el recubrimiento hidrófobo que utiliza Peregrine para hacer las pintadas impiden que la superficie tratada se se oscurezca cuando se moja, revelando el mensaje oculto.

Peregrine nunca imaginó (según dice él mismo) el alcance de su proyecto. «No éramos más que un par de chavales con una idea loca, trapicheando a escondidas por Seattle. Y hay personas por todo el mundo creando sus propios “rainworks”. Es alucinante, hay “rainworks” en cuatro dichosos continentes.»

El espray invisible que utiliza Peregrine Church se puede comprar junto con algunas plantillas para grafiti por unos 19 euros, más gastos de envío.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear