Por Nacho Palou — 3 de Junio de 2017

Este vídeo de Gerald Eichstaedt y Seán Doran está compuesto por decenas de imágenes fijas tomadas por la sonda Juno. El efecto que consigue es casi el de estar mirando Júpiter a bordo de la sonda de la NASA.

Lanzada en 2011, la sonda Juno se colocó en la órbita del gigante gaseoso hace ahora un año, a principios de julio de 2016. Desde allí, además de imágenes, la sonda envía información y datos sobre la atmósfera y su estructura.

En Wired, Gaze Upon Jupiter’s Enormity in This Amazing Fly-By Video,

El ingeniero alemán Gerald Eichstaedt dedicó 60 horas para convertir en vídeo 36 imágenes enviadas por la sonda Juno usando un programa de software escrito por él mismo. El programa tiene en cuenta los datos de trayectoria de la sonda Juno para determinar con precisión de milisegundos la localización de la sonda en el momento de tomar cada imagen. De ese modo puede situar con exactitud cada una de las imágenes sobre un modelo esférico del planeta. Algo que Eichstaedt ya había hecho antes y que ha disfrutado por el desafío que supone modelar con precisión un planeta tan grande. “Las imágenes enviadas por Juno —dice Eichstaedt— son abrumadoramente hermosas.”

El acabado final de esta versión del vídeo Eichstaedt es obra del cineasta londinense Seán Doran, quien tuvo ocasión de ver la versión original en el foro de internet Unmanned Spaceflight. Doran dedicó unas 12 horas para suavizar la transición y mejorar el aspecto de los 2400 fotogramas y añadir la música, y este es el resultado: un bonito ejemplo de lo que se consigue cuando se combinan la ingeniería y el arte.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear