Por @Alvy — 23 de Junio de 2004

El Tribunal Supremo ha terminado por dar la razón a los Pelayos en un largo contencioso de sentencias y recursos relativas a la prohibición que pesaba sobre ellos a entrar en el Casino Gran Madrid después de que ganaran astronómicas sumas de dinero en la última década.

La sentencia definitiva viene a decir que ser ingenioso, calcular estadísticas o analizar los datos en un ordenador de casa no es «hacer trampas» («irregularidades en la práctica de los juegos», según denunciaba el casino) y que por tanto los Pelayos tienen derecho a entrar en el casino cuando quieran.

(…) Según la sentencia, en los referidos jugadores “hubo, sin más, la utilización del ingenio y la aplicación de la técnica informática para descubrir que en una o unas determinadas ruletas unos números tenían, por causas físicas atinentes a ligerísimas imperfecciones de construcción o colocación, imperceptibles a simple vista, más probabilidades que otros en resultar ganadores a lo largo de un tiempo de juego más o menos prolongado”. El Supremo señala que “la lícita reacción defensiva” de la empresa titular del casino “no pasa por la expulsión o prohibición de entrada de aquellos jugadores, sino por el cambio de emplazamiento de las ruletas, el intercambio de sus componentes, o la mejora en el diseño, construcción o asentamiento de unas u otros. (Telemadrid)
Felicidades por tanto a los Pelayos y a todas esas personas ingeniosas que se empeñan en retar al sistema establecido e ir más allá.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

4 comentarios

#1 — FERNANDO

Estoy tratando de utilizar la misma técnica de los Pelayos: ya la venía usando ántes de saber de éste metodo, pero al leer de ellos me dieron mas ganas de seguir. Tengo mucho menos tiempo de anotar numeros y mucho menos capital. De todas forma los números favoritos por desperfectos y tendencias de una sola rueda son buenos, y gano módicas sumas. Me encantaría que alguien me hable de ésto, aconseje, y todo eso. Mi sueño sería hablar con algun miembro de la famosa flotilla de los Pelayo.

Gracias.

#2 — botero

tengo 27 y juego desde los 15, siempre he sido muy inquieto con los juegos de azar, porque me resisito al hecho de que no se pueda revertir la probabilidad.felicito a los pelayos y mas que eso los admiro por su posicion retante frente a la probabilidad de la ruleta

#3 — BASTIAN CARLOMAGNO

Con respecto a los Pelayos es magnifico ganarles a los casinos que viven esquilmando gente. Los felicito. y de mientras promociono mi libro que le hare llegar a Pelayo.

Esto es lo normal de las salas argentinas.

Los vicios se aprenden sin maestros. La frase, que pertenece a Thomas Fuller, rompe la página en blanco. Extraña fauna la que uno puede observar si visita algún local de casino o bingo zonal. Malandras, pobretones, taimadores, pungistas, aprovechadores, chorros, mujeres dispuestas a cualquier cosa con tal de ganarse la simpatía de algún jugador y, de paso, agenciarse alguna ficha para intentar cambiar la suerte, siempre esquiva. La enfermedad del juego y todo aquello que se desprende de esa adicción es el eje de la nueva novela de Bastian Carlomagno.

Un impiadoso acercamiento a ese universo de perdedores crónicos, dispuestos a vender a la vieja con tal de jugarlo todo en la ruleta. Un recorrido feroz por el manual de estilo del perfecto jugador y un clima denso, insoportable, que parece retractar con justeza el escenario de la novela. A todo o nada, piensan los protagonistas de la historia, mientras se apuran a tapar con un pie la ficha de un peso caída en la alfombra del casino por descuido del jugador. Aquellos que padezcan (o disfruten) de ese extraño vicio, encontraran en Camino a Las Vegas un retrato fiel de un mundo sólo para entendidos. Sin moralejas, sin falsos mensajes, Camino a Las Vegas encierra en sus páginas, un grupo de personajes casi Arltianos, de esos que uno nunca quisiera tener como amigos.

Ignacio Portela (concejo de redacción revista Sudestada)

#4 — Sachetti

D. Gonzalo Garcia Pelayo el solo hecho de ganar a una ruleta o a una mano de 5 es admirable, solo si se compara con la capacidad de la estrategia en campos matematicos, "Llebo" año y medio jugando en Casinos en red, gano y pierdo pero mantengo una base equilibrada y no puedo perder...es fascinante ver como te sale la jugada perfecta esperando la caida de tu mano....mucho entendemos pero cuando ganamos mas de 10.000, en 2 horas, perdemos el 70% en 2 minutos...pero la base es controlar tu inpulso y tu dinero..claro está que la banca siempre gana..pero también pierde.
Actualmente me dedico a la ruleta...ya ni hago cuentas, tengo mi sistema aleatorio y lo sigo o lo cambio...solo depende de los cambios de humor, parece una tontería pero cada uno con sus metodos..
Sr. pelayo.. ADMIRO sus logros, gracias por todo..
un saludo...
sachetti@upseros.com