Por @Alvy — 13 de Agosto de 2003
Cuentan los periódicos la fiebre en Italia por la SuperEnalotto, en la que tras 44 semanas consecutivas se ha acumulado un bote (jackpot) de 63 millones de euros, perspectiva ante la cual los italianos (y muchos otros europeos) se están volviendo locos por el juego.

Por lo que he podido averiguar, la SuperEnalotto es como la Lotería Primitiva española con la sutil diferencia de que hay que acertar 6 números de 90, aunque también hay premios para acerantes de 5+C, 4, etc. (en España el formato es 6/49). Existe desde 1999 y ha repartido varios premios récord millonarios, como un par de ellos de 40 y 44 millones de euros, que son récords en Europa. Cada apuesta cuesta 50 céntimos, con mínimo de dos apuestas. Hay sorteos dos veces por semana. El pasado sábado afirman que se jugaron más de 100 millones de apuestas. La organización reparte el 56% de la recaudación en premios (en España es el 55%).

Comparativamente con juegos similares, la SuperEnalotto es un escándalo integral por lo desfavorable que es para los jugadores. La probabilidad de acertar seis números de 90 es de una entre 622 millones. En la Loto 6/49 que se juega en España es de una entre 14 millones. ¡Es casi 50 veces más difícil la loto italiana!

Esto último es muy fácil de entender: por un euro ha habido botes en España de 21 millones de euros (2001), con probabilidad 1/14M, mientras que en Italia el equivalente sería un bote de unos 126 millones, pero con probabilidad 1/622M... es decir: 6 veces más premio, pero 50 veces más difícil.

La relación premio/esperanza matemática para este juego con superbote es por tanto patética. Con apuestas de 50 céntimos, habría que esperar a un bote de 300 ó 400 millones de euros para que se tratara de un juego «justo», algo que, aunque infrecuente, sucede a veces en la Loto española y pueden aprovechar los jugadores a su favor.

En la SuperEnalotto (hablando sólo del premio máximo), esa esperanza matemática con ese superbote es de sólo 0,10 frente a 1,10 ó más al que llega a veces en la Loto española (el punto de equilibrio es 1,00). Es decir: no sólo es 50 veces más difícil acertar sino que la injusticia matemática para los jugadores es en italia 10 u 11 veces mayor. El resto del juego en su conjunto, en cambio, es más equilibrado por los premios pequeños (0,56 vs 0,55 en España) pero como es demostrable, sólo es realmente interesante jugar cuando hay botes enormes. El truco de los organizadores de la SuperEnalotto es simplemente aprovechar que la gente acepte jugar con una probabilidad infinitesimal de acertar (1 entre 622 millones) para acumular enormes botes semana a semana.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear