Por Economía Digital — 30 de Diciembre de 2016

Una de las cosas más incómodas a la hora de hacer compras en línea es tener que dar de alta alguna forma de pago en cada uno de los sitios en los que quieres comprar.

Pero con Masterpass, una capa de usabilidad desarrollada por Mastercard para facilitar las compras en línea, esto dejará de ser necesario.

Lo único que hay que hacer para empezar a utilizarlo es solicitar al banco emisor de la tarjeta o tarjetas que normalmente utilicemos para comprar en línea que nos dé de alta en el servicio. A partir de ahí basta con escoger el botón Masterpass en la tienda en línea a la hora de hacer los pagos.

Una vez identificado mediante tu nombre de usuario y clave Masterpass sólo hay que escoger aquella tarjeta con la que quieras pagar –se pueden usar todas las que estén asociadas a la banca en línea del banco en cuestión– y después la dirección de envío, pues también se pueden incluir varias, y listo. Pero no hay que volver a meter datos de la tarjeta ni del titular en ningún momento, lo que da mayor seguridad al proceso.

Usando Masterpass

MasterPass se encarga de transferir tus datos desde tu banco a la tienda en línea, convenientemente protegidos por su sistema de protección multinivel internacional.

Es importante además destacar que en MasterPass no es necesario cargar ningún tipo de saldo a priori, pues no es un monedero en línea; las operaciones que se hagan mediante el sistema aparecerán en el extracto de la tarjeta utilizada.

Ya hay más de 20.000 comercios en línea en España que aceptan pagos mediante MasterPass –es una opción sin coste extra para ellos– y en total más de 270.000 en todo el mundo, cifras que seguirán creciendo según más bancos se vayan uniendo a la plataforma.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear