Por Nacho Palou — 6 de Octubre de 2008

Localización relojes atomicos -TAI
Localización geográfica de los laboratorios que contribuyen a calcular el Tiempo Atómico Internacional - TAI enviando sus datos a la Oficina Internacional de Pesos y Medidas. Fuente BIPM.

En un documental sobre el tiempo universal coordinado (UTC) comentaron y, me pareció muy curioso, que la hora oficial siempre corresponde al pasado, ya que UTC se basa en el tiempo atómico (TAI o International Atomic Time). El tiempo atómico internacional es la media horaria proporcionada por unos 250 relojes atómicos repartidos en 65 laboratorios de una treintena de países todo el mundo.

Al parecer esa media tarda en obtenerse varias semanas (hasta seis según dijeron pero aunque no he conseguido confirmar este dato parece que es así porque el cálculo del tiempo atómico y UTC se publica mensualmente con fechas del mes anterior en un documento llamado Circular T), y por tanto cuando se tienen los resultados éstos se refieren a un cálculo de la hora que era entonces, no a la que es en ese momento.

Tiempo universal coordinado - Los tiempos UTC de verdadera alta precisión sólo pueden ser determinados tras conocer el hecho de que el tiempo atómico se establece mediante la comparación de las diferencias observadas entre un conjunto de relojes atómicos mantenidos por un determinado número de oficinas del tiempo nacionales.

Según comentaban en el documental es como conducir mirando por el espejo retrovisor: ves los lugares por donde pasas, pero cuando ya han quedado atrás y no cuando estás ante ellos.

Además ese cálculo sirve para ajustar esos relojes atómicos según estén adelantados o atrasados respecto a la media -dentro del contexto de atraso o adelanto aplicados a relojes que si se hubiesen puesto en marcha hace 100 millones de años no habrían variado más de un segundo. La principales causas de tales diferencias en los relojes atómicos son debidas a las variaciones de gravedad que es diferente entre unas zonas y otras del planeta y según la altura respecto al mar.

Al medir el tiempo con tal precisión se descubrió que el movimiento de la tierra se ralentizaba cada año, principalmente debido al lastre que suponen las mareas.

Para compensar esta variación en la rotación de la Tierra y ajustar la hora a la posición del Sol cada cierto tiempo hay añadir un segundo al día 30 de junio o 31 de diciembre llamado segundo intercalar -de forma similar a como los años bisiestos mantienen ajustado el calendario con las estaciones del año.

De hecho, este año 2008 tendrá un segundo más de duración -ya que se añadirá un segundo adicial el 31 de diciembre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear