Por @Wicho — 28 de Diciembre de 2005

MirloRojo.jpgPlaneta Encantado. Un viaje confidencial con J. J. Benítez. Planeta De Agostini, 2002. 13 episodios. Español.

Fruto de una ardua tarea de investigación que a menudo bebe de fuentes confidenciales que muchos querrían ver silenciadas y con una inversión de 8 millones de euros, Planeta Encantado es una serie que a lo largo de 13 capítulos filmados en 600 localizaciones de 17 países distintos en un recorrido de 100.000 kilómetros, con imágenes en 2D y 3D en todos los capítulos y más de 17.000 fotografías, revela puntos de vista y explicaciones alternativas a muchos fenómenos de nuestra historia reciente y no tan reciente.

Así, con su habitual estilo modesto y humilde, J. J. Benítez desvela nuevas teorías, que muchos querrían ver acalladas, sobre, entre otros temas, quién construyó los Moais en La Isla de Pascua; los Dogon, una curiosa tribu que habita en el corazón de Malí y que habría entrado en contacto con hombres-pez del sistema estelar de Sirio hace unos mil años; los «años ocultos» de Jesús de Nazaret en un viaje por Israel y Jordania; la historia secreta del almirante Cristóbal Colón; la imagen de la famosa Sábana Santa y los enigmas del carbono 14; y la polémica sobre la desaparición del Arca de la Alianza en el Monte Sinaí; y así hasta completar los 13 capítulos de la serie.

Todos ellos son dignos de ver, pero de todos modos, y aunque resulta una elección difícil entre tantas y tantas revelaciones asombrosas, en mi opinión el mejor episodio de la serie, su piece de resistance, si tuviera que quedarme con sólo uno, sería, sin duda alguna, el titulado Mirlo Rojo, en el que el investigador revela de una vez por todas y de forma definitiva por qué el hombre no ha vuelto a la Luna, suponiendo que haya llegado antes, claro, apoyado en unas espectaculares imágenes inéditas conseguidas de uno de sus múltiples informadores anónimos.

En definitiva, una serie que cualquiera al que interese la ciencia y la divulgación científica no puede dejar de conocer.Icocente! Inocente!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear