Por Nacho Palou — 22 de Noviembre de 2012


Información en el móvil procedente de la centralita del vehículo procesada por la aplicación DashCommand.

El sistema OBD (on board diagnostics) de los vehículos actuales monitoriza todos los parámetros del motor y electrónica de un vehículo. Normalmente el uso de este conector —de aspecto similar al del Euroconector— queda reservado para el servicio de mantenimiento del vehículo, que a través de él obtiene información sobre su estado y uso.

El sistema sabe un montón de cosas de nuestro coche, aunque normalmente no toda esa información es visible para el conductor desde los instrumentos del salpicadero (normalmente muestran velocidad, revoluciones, temperatura, etc.).

La información es algo más amplia si el vehículo dispone de ordenador de a bordo, pudiendo calcular a partir de los datos obteninos del sistema OBD cifras de consumo instantáneo, cada 100 km o consumo a lo largo de un viaje, entre otros.

De modo que la información procedente de la centralidad OBD permite obtener muchos datos si se pasan por un ordenador, teléfono móvil o tablet que tenga acceso a la centralita del vehículo.

Por ejemplo, se puede calcular con precisión el tiempo que el coche tarda en acelerar de 0 a 100 km/h utilizando los datos procedentes del OBD.

Aquí viene lo bueno: existen dispositivos que se enchufan al conector del sistema OBD y emiten por Bluetooth los datos de la centralita.

Y esos datos se pueden recoger con un teléfono móvil que con la aplicación adecuada puede mostrar toda la información procedente de la centralita del coche, y mucha más que pueda derivarse u obtener partiendo de esa información

No son dispositivos caros, los hay por unos 20 euros.

Lo único es que hay que asegurarse que sea compatible con el vehículo (hay variantes del protocolo OBD) y que se pueda conectar físicamente al conector del vehículo porque normalmente está escondido, cubierto con algún panel del salpicadero que puede ser necesario retirar o cortar para poder enchufar el dispositivo —como se puede ver en el vídeo de arriba.

En este otro vídeo se puede ver cómo funciona (cómo funciona la aplicación, no el enfoque de la cámara).

También hay que comprobar que es compatible con la aplicación del móvil que se vaya a utilizar, como pueden ser Torque para Android o DashCommand para iOS.

Este tipo de trapicheos, como siempre, van por cuenta y riesgo de cada uno.

Vía El Androide Libre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear