Por Nacho Palou — 13 de Diciembre de 2011

Recientemente Amazon ha comenzado a comercializar su lector de libros electrónicos Kindle en España. Se trata del modelo básico que tiene un precio de 99 euros, con capacidad para almacenar unos 1.400 títulos.

Siempre he sido bastante escéptico en lo que a lectores de libros electrónicos (o e-readers) se refiere: en general la inmensa mayoría los modelos que he probado me han parecido decepcionantes, tanto por el aspecto y funcionamiento del dispositivo -pueden pasar años desde que pulsabas el botón de pasar página y hasta que ésta realmente pasa, o al menos el suficiente como para que resulte inevitable pensar que en un libro "de verdad" en ese tiempo ya habrías leído al menos un tercio de la página-- como por el engorro que supone hacerse con los títulos y transferirlos al e-reader.


Aún accediendo con el Kindle configurado en español, la tienda de libros aparece por defecto en inglés.

Lo bueno del Amazon Kindle es que no se dan ninguno de estos dos "peros". Es un sistema integrado o "cerrado", de esos que no gozan de la simpatía de muchos, pero que a poco que estén bien hechos funcionan y son una fórmula cómoda para el público más común.

Como en este caso. El Kindle sólo permite leer libros en formato propio de Amazon procedentes de su tienda u otras y en formato .mobi que es compatible, además de archivos PDF y otros formatos de texto como TXT, RTF o DOC, HTML y de imágenes (JPEG, GIF, entre otras). [Corregido, gracias a todos los que escribisteis]

Lo importante -e indiscutible- es que dispositivo y servicio online -la tienda de libros electrónicos de Amazon- maridan perfectamente.

Al encender el dispositivo basta con introducir la cuenta de Amazon, si ya se tiene, y a funcionar. De otro modo hay que crearla primero, bien desde el dispositivo o desde el ordenador, vía web.

El Kindle dispone de conexión WiFi y a través de ella se inicia la descarga de los títulos comprados, incluyendo los adquiridos con anterioridad si los hay -en mi caso, títulos leídos desde la aplicación Kindle para iPad- consumiendo apenas unos pocos segundos para cada título. Según Amazon, cualquier título se descarga en menos de 60 segundos.

La sintonización Whispersync se encarga de que cada título se cargue en el estado en el que se dejó en otro dispositivo. Por ejemplo marcas o texto subrayados o la página exacta que se estaba leyendo.


El navegador web (en el menú, opción "Experimental") no está diseñado para surfear, pero sí es útil para usos ocasionales y rápidos, como por ejemplo consultar una entrada en la Wikipedia.

Desde el mismo dispositivo se puede acceder a la tienda para ver el catálogo completo y comprar directamente. En español hay actualmente más de 25.000 títulos (más 900.000 en inglés) y se añaden nuevos títulos constantemente.

Sin embargo la conexión desde el Kindle -configurado en idioma español- con la tienda puede mejorarse un poco más. Por ejemplo, mostrando por defecto el catálogo de libros en español. O al menos añadiendo un enlace, porque la única forma que veo para llegar a ellos es escribiendo cada vez "spanish books" en el buscador. Afortunadamente la sugerencia de términos de búsqueda y el acceso a los últimos términos buscados pulsando el botón "abajo" acortan la tarea.

También la tienda debería estar en español -como lo está el dispositivo y la tienda vía web- o de otro modo aún con título en este idioma el resto de la web -incluso las categorías- aparecen en inglés.

Activando la función de "compra con un clic" basta con pulsar el botón comprar y confirmar para que se complete el proceso.


Botones para desplazarse por los menús y contenidos, cargador USB y botón de encendido y desbloqueo

El dispositivo Kindle funciona bastante bien. Pesa unos 170 gramos (un smartphone común pesa en torno a los 140 gramos) y es realmente fino.

Sirve y está hecho para lo que es, leer libros electrónicos que sean básicamente de texto (las imágenes se ven en blanco y negro).

Echo de menos que no tenga un acabado algo más "todoterreno": que los botones y pantalla estén sellados con goma para más seguridad de cara a utilizarlo en entornos hostiles -como se hace con los libros "de verdad"- tales como la playa o la piscina.

La duración de la batería es de más o menos un mes. La pantalla de tinta electrónica -que a la vista resulta casi exactamente igual que la tinta sobre papel- apenas consume energía (únicamente cuando se pasa de página) y no está iluminada, como el papel de verdad.

Esto hace que sea fácilmente visible incluso a la luz del sol, y que no deslumbre cuando se lee con poca luz ambiente.


Botones para pasar página (el grande) y retroceder página, replicados en ambos lados. El Kindle se puede utilizar con una mano cómodamente (pesa 170 gramos) se sea diestro o zurdo.

La carga se puede hacer con cualquier conector microUSB, de enchufe o conectándolo al ordenador -en este caso además la memoria del Kindle se monta como unidad externa, pudiendo acceder al contenido; por ejemplo para copiar o borrar archivos PDF, aunque estos también se pueden cargar enviándolos a una dirección de correo electrónico automática.


Algunas funciones de lectura incluyen consulta de diccionarios (en varios idiomas), añadir notas, subrayar texto, marcar,... incluso se pueden compartir a través de redes sociales o ver qué partes han subrayado otros lectores del mismo texto.

De modo que salvo algunos "peros" por los idiomas, el uso del Amazon Kindle es sencillo -aunque tareas como teclear resultan tediosas, y ni hablamos de utilizar el navegador web para algo que vaya más allá de consultar la Wikipedia- y muy cómodo. Se puede utilizar y aprovechar sin necesidad de conectarlo a un ordenador en ningún momento, aunque resulta más cómodo gestionar la cuenta de Amazon vía web.

Actualizado: Si ya eras cliente de Kindle en Amazon.com (al margen de serlo de Amazon para libros en papel u otros productos) es necesario transferir la cuenta Kindle específicamente aunque ya se tenga asociada la cuenta de Amazon.com a Amazon.es. Luego hay que reiniciar el Kindle y a partir de ahí el enlace "Visitar la Tienda Kindle" lleva a la versión en español.

(Para aquellos que quieran publicar sus propios libros, Amazon Direct Publiash también está disponible para comercializar libros autoeditados en Español).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear