Por Nacho Palou — 31 de Enero de 2002

En 1995 Douglas Coupland afirmó que

nunca antes habíamos oído a la gente decir que «no tenía vida propia» hasta hace unos cinco años, cuando todas las tecnologías de los '80 realmente entraron en nuestras vidas
El término microsiervo (microserf) fue popularizado por el libro de Coupland, pero se utilizaba ya antes para referise a programadores, normalmente malpagados o de bajo nivel, que trabajan para Microsoft en Seattle escribiendo código para vivir, sin posibilidad de fama o fortuna [The New Hackers Dictionary]. Pero el libro de Coupland (y él mismo en persona) amplía la definición para referirse a los jóvenes que son conscientes de haber perdido tanto tiempo encorvados delante de la pantalla de un ordenador que la treintena sobrevuela sus cabezas sin haber tenido sexo en años.

Actualización: La Wikipedia tiene una entrada sobre la novela, Microserfs.

Actualización (junio 2006): Coincidiendo con el pseudo-aniversario, hemos publicado por fin una reseña de Microsiervos, la novela.

[Con esta anotación se inauguró el blog Microsiervos.org]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear