Por @Wicho — 15 de Julio de 2014

Recordando nombres

Me siento totalmente identificado con Remembering names de Sarah Andersen… Salvo, quizás, en lo de los cinco segundos. Diría que a mí me basta mucho menos que eso para olvidar los nombres de la gente que me presentan.

De hecho hasta la segunda o tercera vez que veo a alguien no suelo acordarme del nombre. Y a menudo ni de que conozco a esa persona. No te lo tomes a mal si es el caso, no es nada personal.

Tuve la suerte de que la María que sustituye a Sally en esta traducción me la presentaron una noche en la que estaban con nosotros otras dos Marías con las que ya había estado en otras ocasiones, así que no tuve mayor problema en recordar su nombre, que si no igual aún me lo estaba preguntando.

Ningún Juan ni ningún Pedro resultaron dañados en la realización de esta traducción.

(Vía @DesayunoDudas).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear