Por @Alvy — 14 de Enero de 2018

El modelo que utilizan en este vídeo de JBA Trust para explicar el impacto de las defensas costeras ante las olas e inundaciones es tan elegante, y el resultado tan visual, que bien merece la pena echarle un vistazo – y analizar lo que sucede en las playas.

El modelo consiste en un tanque de agua con un generador de olas situado a la derecha y una «playa» simulando tierra firme a la izquierda. La serie de pruebas consiste en lanzar exactamente cinco olas del mismo tamaño y fuerza cada vez, pulsando un botón. Lo que varían son los diferentes tipos de playa, defensas y barreras. Para medir el resultado se recoge el agua que sobrepasa la línea de costa en un recipiente para medirla.

Como puede verse tras las explicaciones preliminares a partir de 02:30 una simple barrera vertical elimina el riesgo ante una potencial inundación del terreno, pero aun así las olas consiguen saltarla con sus fuertes impactos y sobrepasarlas. Se pueden probar varias soluciones con diferentes inclinación en el tramo final de playa (05:30) con más o menos mejores o peores resultados.

Los mejores diseños son las barreras curvas con forma de «C» que relanzan las olas hacia atrás según impactan, devolviéndolas al mar. Requieren de una construcción algo más compleja pero son muy eficientes y baratas. También se muestran diseños en escalera (así-así) o incluso con simplemente grandes piedras (más barato y también eficiente). Incluso se muestra una versión que consiste en colocar una barrera lejos de la orilla y a mayor profundidad – una solución también muy eficiente pero por desgracia más cara.

Con eso de que en las próximas décadas subirán las líneas de costa debido al deshielo de los polos e incluso de los icerbergs más vale que vayamos tomando nota y aplicando ideas, o nos quedaremos sin playas – y sin los terrenos cercanos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear