Por Nacho Palou — 11 de Septiembre de 2017

Ropa petit pli

En sus dos primeros años de vida un niño crece el equivalente a unas siete tallas de ropa, lo que supone un buen gasto de ropa en ese tiempo.

Las prendas de vestir Petit Pli, diseñadas por el ingeniero aeronáutico Ryan Mario Yasin y galardonadas recientemente con el premio de diseño James Dyson, se estiran lo suficiente como para servir a niños desde los 4 meses y hasta los 32 meses suponiendo que la exista ropa capaz de resistir semejante trote sin acabar hecha unos harapos, que ya es complicado.

El concepto de Petit Pli se basa en el uso eficiente y más sostenible de los materiales, ya que la ropa crece hasta 7 tallas. Los padres no están comprando una prenda sino siete. Todo esto equivale a una reducción en el consumo de materia prima, en la producción y mano de obra, en el transporte (y por tanto en las emisiones de CO2) y en la cantidad de residuos resultantes al final de la vida útil.

El tejido de la ropa está plegado formando una estructura que se va estirando conforme el niño va creciendo, adaptándose a la medida del niño y a la vez conservando en todo momento la forma y proporciones adecuadas. Por ahora esto limita el tipo de ropa a pantalones largos y camisas. Ryan asegura que tiene más ideas de prendas de ropa para desarrollar en las que también prevalecen las consideraciones éticas y el objetivo de limitar los aspectos más negativos de la industria de la moda.

Vía Übergizmo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear