Por Nacho Palou — 26 de Mayo de 2016

El TEB (Transit Elevated Bus) es por ahora una maqueta, pero ahí queda la idea: una tren elevado sobre sus ruedas de tal modo que la cabina de pasajeros circula por encima del tráfico – o permite que los coches circulen por debajo de él, según de cómo se mire.

El objetivo es un mejor aprovechamiento de de las calles y favorecer el transporte público colectivo sobre los vehículos particulares y de uso individual.

Según sus promotores, con una capacidad para 1200 personas, la idea del TEB es la misma que la de los trenes y metropolitanos subterráneos. Pero su construcción cuesta una quinta parte. Si bien es cierto que el metro es más versátil y no tiene limitaciones debidas a las construcciones en superficie ni por la anchura de la calle que pasa por encima. El metro tampoco tiene que parar en los mismos semáforos que paran los automóviles.

Como sea, el TEB podría está listo en un año, con las primeras pruebas «a escala real» previstas para la segunda mitad de este año en la ciudad de Qinhuangdao, al norte del país.

Vía Laughing Squid.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear