Por @Alvy — 12 de Marzo de 2014

Los Slow Mo Guys se hicieron con unos airbags para una de sus espectaculares grabaciones a cámara superlenta. Este sistema protector con el que van equipados todos los vehículos modernos se infla en caso de colisión en 40 milésimas de segundo, lo cual pasa totalmente desapercibido para nuestra vista, que solo es capaz de intuir que donde antes no había nada ahora de repente hay un gran «globo». Acompañado de un estrepitoso ¡bang!

En el vídeo hay una segunda escena en la que se dispara el agua cuando un vaso de agua toca la mesa – se lleva un buen golpe; también resulta especialmente interesante ver cómo la bolsa se despliega a través del plástico protector, que podría ser el volante u otro elemento del salpicadero.

Por lo que se ve las bolsas de algunos airbags tienen un agujero para controlar el inflado; además de eso se esparce un polvillo blanco característico, que resulta ser polvo de talco: se usa para que el airbag plegado no se apelmace. En cambio el compuesto químico que infla el airbag, llamado azida sódica, es cristalino, inodoro y muy tóxico.

Todo el mundo debería ver cómo funcionan los airbags, incluidos los niños, para que en caso de accidente sepan qué es lo que puede suceder: qué ocurre cuando se inflan instantáneamente los globos pero no se ven –luego se desinflan poco a poco–, el hecho de que el airbag se caliente y en general cómo son el ruido y la situación. Además de como culturilla general puede ser importante para anticiparse, que no cunda el pánico y se pueda mantener en lo posible la calma en caso de un desafortunado accidente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear