Por @Alvy — 25 de Octubre de 2016

A falta de tijeras, cuchillos u otras herramientas similares –que sería lo suyo– buenas son las manos y el cerebro. La fricción es tu amiga. Y el ingenio gana.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear