Por @Alvy — 10 de Noviembre de 2011

¡Meeec, meeec, meeec! ¡Que vaaaaaaa…! Realmente espectacular el vídeo de la demolición controlada de esta presa centenaria en los bosques de Washington (Estados Unidos). En total se necesitaron dos horas para que el agua se adaptara a su nuevo curso «natural», aunque hasta 2012 no terminarán con la destrucción total del complejo para dejarlo como debe quedar.

La historia tras la demolición es que las leyes medioambientales de allí obligan a dejar fluir los ríos libremente para beneficio de los animalillos que los pueblan. En este caso salía más barato demoler la presa que construir una especie de riachuelo con escalones alternativo con el que los salmones pudieran remontar el río y salvar el desnivel artificial.

(Vía Meridianos.)

Compartir en Facebook  Tuitear