Por @Alvy — 1 de Marzo de 2015

Los artistas de The Slo Mo Gus prepararon esta grabación a cámara ultra-lenta, como su propio apodo indica, para observar el comportamiento de la tinta de colores mezclada con agua.

La cámara utilizada es una Phantom Flex 4K, capaz de grabar a 1.000 fotogramas por segundo. Utilizaron un fondo blanco a plena luz del día bajo el sol natural para obtener unas imágenes bastante espectaculares.

Porque la cosa empieza con un sencillo color, para pasar luego a dos o más a la vez; también se graba lanzándolos desde el exterior del tanque, desde el interior… Y es que quien experimenta con las variaciones puede llevarse el premio a las mejores imágenes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear