Por @Alvy — 29 de Mayo de 2009

Es-ca-lo-fri-an-te:

(...) chasis brutalmente desplazados, carrocerías que se retuercen atrapando a sus ocupantes, dummies que salen disparados por una puerta y quedan atrapados entre dos vehículos...

En los 60 y 70s la gente viajaba en estos vehículos en los que las medidas de seguridad eran nimias, si acaso existía alguna... Tal vez que los chasis eran más resistentes, aunque no está claro si eso era una ventaja o una cuestión de «supervivencia del coche más fuerte». La carencia de airbags, cinturones modernos y sistemas de bloqueo de puertas convierten cada choque del vídeo una auténtica vorágine de dummies volando y aplastados en múltiples variantes a cual más espectacular, haciendo que sea casi imposible evitar el... ¡ouuuuuuch!

Bonus: la animada música de destrucción, la clásica novena sinfonía de Beethoven, segundo movimiento, altamente apropiada para la secuencia. (Gracias Diego, Víctor y Albert por confirmarlo).

(Vía Historias del Motor.)

Compartir en Facebook  Tuitear