Por Nacho Palou — 24 de Junio de 2014

«Hola, soy Guerlain Chicherit y probablemente me recordarán de Salto de fe: dando una voltereta completa en el aire con un coche».

En esta ocasión el piloto Guerlain Chicherit trata de repetir un salto verdaderamente largo con un coche, ascendiendo por una rampa a 160 km/h. El problema es que casi lo consigue (comienza en el minuto 7:10 del vídeo)

La vida de un profesional de las escenas de acción no suele estar exenta de consecuencias. Los hemos visto caer, golpearse, lesionarse y, sí, a veces los hemos visto morir. Pero lo que hemos captado dentro del vehículo de Guerlain es algo muy distinto al típico vídeo de un accidente. Capta el momento de una experiencia humana íntima, ‘el momento’ de la mirada en la cara de un hombre que dice ‘ya está, voy a morir’. Son tres o cuatro segundos que parecen minutos y donde no se ve miedo, ni pánico, ni dolor en Guerlain, sólo una profunda calma.

Afortunadamente Guerlain salió casi ileso, con sólo algunas pequeñas lesiones, así que podemos recrearnos en las excelentes tomas capturadas desde las diversas cámaras GoPro instaladas en el vehículo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear