Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2013

En el videoblog divulgativo Head Squeeze la simpática Jheni Osman hace un buen repaso a la construcción de la torre de Pisa, el peculiar monumento de casi 60 metros de altura cuya concepción fue tan desastrosa que tardaron casi 200 años en concluirla y ni siquiera nadie firmó el proyecto porque estaba claro que ahí se iba a liar parda. Pero bueno, corría el año 1172 y tampoco sería una de las mayores prioridades de las gentes de entonces.

En el vídeo se explican sobre todo las diversas soluciones que los ingenieros propusieron y se pusieron en práctica para detener su peligrosa inclinación, desde algunas que detuvieron momentaneamente el problema a otras que lo empeoraron - haciendo que de la noche a la mañana hubiera que retirar tierras, acumular contrapesos y tirar cables de sujección allá por 1995.

Durante una década los visitantes no pudieron visitarla por dentro; en 2001 se volvió a abrir al público y ahora con unos 4 grados de inclinación (llegó a 5,5) se considera bastante estable: como para que dure otros 200 o 300 años.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear