Por @Alvy — 15 de Junio de 2015

Este vídeo de la gente de Timestorm Films sobre la erupción de volcán Calbuco en Chile es totalmente espectacular por su calidad y colorido, pero no menos interesante es su historia.

Grabar este tipo de escenas es relativamente fácil cuando se trata de acontecimientos planeados o fenómenos habituales: tan solo requieren plantar la cámara, pulsar el botón y esperar. Pero ese no es el caso de un volcán que explota de repente y sin previo aviso.

El equipo de Timestorm andaba grabando time-lapses del volcán Osorno, que está a unos 20 kilómetros en línea del Calbuco. El día que tomaban un tranvía y luego un ferry para dirigirse a la Patagonia sufrieron un retraso del ferry de unos pocos minutos: casualmente vieron que el Calbuco entraba en erupción. Entonces abandonaron todo y salieron echando leches en dirección al volcán, mientras montaban todo el equipo fotográfico que llevaban encima. Llegaron al poco tiempo y pusieron todo a grabar, quedándose allí durante varios días.

El resultado se grabó a 8K y 4K con una Pentax645Z, una Canon 6D y varias Sony A7. Así que lo que iba a ser un vídeo de los tranquilos glaciares de la Patagonia acabó convirtiéndose en un colorido espectáculo de un majestuoso hongo de polvo y rocas elevándose en los cielos anaranjados.

Lo cual demuestra que no siempre es suficiente tener un buen arte y un gran equipo para tomar buenas fotos o grabar buenas películas… también se necesita a veces que te sonría la diosa Fortuna.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear