Por @Alvy — 30 de Noviembre de 2007

Continuando con las autorreferencias de los diccionarios, Marcelo de Acertijos y Pequeños Enigmas me envió estos otros «bucles de grado dos y tres» que vienen a ser lo mismo pero un poco más complejos. Por ejemplo, la extraña definición cruzada entre patata y batata:

patata – Cruce de papa y batata.
batata – Planta vivaz de la familia de las Convolvuláceas, de tallo rastrero y ramoso, hojas alternas, acorazonadas y profundamente lobuladas, flores grandes, acampanadas, rojas por dentro, blancas por fuera, y raíces como las de la patata.

o esto otro loop, todavía más divertido, de grado tres:

rojo – Encarnado muy vivo.
encarnado – Colorado.
colorado – Que por naturaleza o arte tiene color más o menos rojo.

De modo que «rojo» es «algo más o menos de color… rojo.»

Seguro que hay bucles mayores: como un diccionario o una enciclopedia acaban usando todas las palabras válidas que existen en un idioma, las definiciones deben acabar cruzándose entre sí de algún modo, en miles de estos bucles autorreferentes, tal vez tras cientos de saltos. Y a pesar de su aparentemente autorreferente existencia, estas herramientas nos permiten entender y utilizar el lenguaje.

Marcelo también me recomendó Feed RSS Bucles que es un nuevo blog precisamente dedicado a este tipo de bucles y autorreferencias: «listas de listas, contar números, serpientes que se muerden la cola, pensar sobre cómo pensamos.» Un ejemplo son los Quines: programas informáticos que producen como resultado… el propio código fuente del programa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear