Por @Alvy — 12 de Noviembre de 2018

Puzle / Tim Klein

Tim Klein se dedica a crear composiciones artísticas con puzles aprovechando una de sus características más obvias pero infrautilizadas: los fabricantes los recortan utilizando los mismos moldes. Este hecho hace que de un puzle a otro de la misma colección las piezas sean perfectamente intercambiables, con un encaje normalmente milimétrico.

La demostración puede verse en Puzzle Montage Art, donde combina dos o más puzles para crear imágenes artísticas cuando menos interesantes: locomotoras con piernas de caballo, casas que parecen tiovivos o como en la imagen escenas bucólicas donde se puede ver el paso de las estaciones.

Lo mejor es que luego los vende por un dineral (los hay de 65 a 650 dólares, pero muchos tienen un precio de 400). Lo cual teniendo en cuenta que quizá se pueden comprar por 20 o 25 dólares no parece mal negocio.

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 11 de Noviembre de 2018

Molecube / RecentToys

El Molecube de RecentToys es una curiosa combinación de cubo de Rubik y sudoku, pero bien podría ser un objeto decorativo por su aspecto.

Las capas formadas por una especie de «bolas-moléculas» se giran igual que un cubo de Rubik, pero la solución del puzle no consiste en que todas tengan el mismo color, sino que no haya dos colores iguales en la misma cara.

Dicen que en cierto modo es como resolver un sudoku en 3D y que no es trivial; de hecho hay unos cuantos tutoriales en YouTube acerca de métodos para resolverlo. Ojo que también dicen que es bastante frágil y que conviene manipularlo con cuidado para que no se rompa.

El precio del Molecube es de ~18 euros y se vende a través de Amazon. Si te faltaba algún regalo (o autoregalo) de la categoría «puzles lógicos» para estas navidades, ya sabes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2018

Scrambled, de Bastiaan Schravendeel y el equipo de Podel Animation es un simpático cortometraje de animación donde el protagonismo recae en un cubo de Rubik abandonado en una estación de metro, que consigue captar la atención de una joven que está esperando por allí de una forma un tanto peculiar.

Para mi gusto más precioso que la historia es incluso la técnica de animación, con unos detalles, texturas, movimientos y humanidad sencillamente increíbles para unos personajes que parecen relativamente sencillos pero en realidad no lo son tanto.

En el canal de Podel Animation en Vimeo hay algunos otros cortometrajes con técnicas similares aunque en diferentes fases de evolución. Su reel de demostración muestra diversos trabajos, a cuál más curioso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 2 de Octubre de 2018

Academia Internacional del cubo de Rubik

Ernesto Fernández, uno de los más veteranos speedcubers españoles con unos cuantos récords en su haber, nos escribió para hablarnos de la existencia de la Academia Internacional del cubo de Rubik que forma parte de la tienda de Juegos Besa –totalmente dedicada a los juegos de lógica– y que está en A Coruña.

Desde que empezaron con los cursos de speedcubing han pasado por allí más de 200 alumnos de entre 5 y 80 años, que se reparten en tres niveles: básico, de 40 a 120 segundos y sub-40. Algunos de los speedcubers graduados ya son sub-12, con tiempos de resolución del cubo clásico de 3×3×3 por debajo de los 12 segundos.

Además de los principios básicos y los entrenamientos se enseñan las variantes «raras» como los métodos para una sola mano, con los ojos vendados y competiciones en equipo. Las clases son como una actividad extraescolar más y pueden combinarse las horas en forma de bonos a lo largo de varias semanas, según los horarios disponibles.

En la academia-tienda hay más información y un montón de juegos de esos que tanto nos gustan por aquí:

{Foto: Juegos Besa / Ernesto Fernández}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear