Por @Alvy — 14 de Mayo de 2007

Reconstruir el pasado alemán en El País cuenta la curiosa historia de cómo se está intentando reconstruir mediante software un dos por ciento de los 45 millones de documentos de papel de la República Democrática Alemana (RDA) que fueron «pasados por la trituradora», pero no completamente destruidos, durante las semanas anteriores a la caída del Muro de Berlín en otoño de 1989.

La caída del Muro de Berlín en otoño de 1989 fue tan rápida que la Stasi -la temida policía secreta- no tuvo tiempo de borrar su pasado. La orden que recibieron miles de funcionarios fue la de destruir millones de documentos. Pero este cometido se quedó a medias. Las trituradoras de papel funcionaron hasta reventar, y las manos de los empleados públicos hicieron el resto (…) El Gobierno de la Alemania reunificada ya intentó reconstruir aquellos papeles, 600 millones de trozos de archivos de un pasado que cada vez despiertan más curiosidad entre los alemanes (…) El trabajo manual hubiera llevado entre 600 y 800 años a 30 personas que trabajaran a jornada completa, lo que resultaba demasiado caro y lento. Pero el nuevo sistema podría hacerlo en cinco años. [El País]

Eduardo nos escribió para mencionarnos la noticia (¡gracias!) porque le recordó en cierto modo a la hercúlea tarea que supondrá resolver el puzzle Eternity II a mano o «a máquina».

Los documentos alemanes destruidos, que totalizan unos 12 millones de tiras de papel de un centímetro de ancho y unos treinta de largo (correspondientes a unas 15 ó 20 tiras por página, probablemente), son primero escaneados por ambos caras y luego un software intenta completarlos. Una ventaja con que se cuenta es que estaban organizados por «bolsas» y se supone que las tiras de papel de las mismas bolsas corresponden a las mismas páginas. Luego el ordenador intenta hacer coincidir el color del papel, el tipo de caligrafía o de máquina de escribir y, finalmente… ¡a ir probando!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear