Por @Alvy — 12 de Junio de 2003

Hoy me llegaron unos juguetes que llevaba años buscando para mi colección de rompecabezas. Tras muchos años de espera, están por fin a la venta en Internet en Rubik's Shop, tienda enlazada desde la página oficial Rubik's Online.

Cubo 4x4x4

Lo más curioso es que estos rompecabezas ni siquiera están a la venta en las tiendas de juguetes de Londres (donde suelen tener de todo). El envío ha tardado unas 3-4 semanas y los gastos de aduana son como del 25-30% del pedido. Mis nuevos juguetes de colección son:
Los que verdaderamente son impresionantes son los cubos de 4×4×4 y 5×5×5, diría que casi objetos de culto. Además de rompecabezas son todo un elogio al ingenio en su construcción: su mecanismo poco o nada tiene que ver con el del cubo clásico 3×3×3, que ya de por sí era un alarde de ingeniería.

Como manda la tradición, un «notario» se ha quedado con los manuales –que tampoco parece que ayuden demasiado, la verdad– para evitarme caer en la tentación de mirarlos si se me atraganta la solución. Por lo que he podido ver en media horita que he estado dándoles vueltas tras deshacerlos, para los super-cubos la solución es una extensión nada trivial –pero razonablemente abarcable, diría– de la del cubo clásico de 3×3×3.

Por otro lado, el Slide-Cube es muy simpático: es como una versión en 3-D del 15 de Sam Lloyd (se resuelve en 10 minutos, aunque requiere cierta maña para mover los dados); los dos Magic (planos) me han venido muy bien porque los que guardaba tenían los hilos rotos, y les tengo especial cariño; y el Snake es agradable y además sirve de llavero.

Como la colección crece y hay algunos rompecabezas realmente interesantes, creo que haré una página con fotos de todos ellos y la colgaré por aquí.

Estos días por cierto, se ha comentado en varios sitos este hipercubo 4-D [Windows, Linux] que es la versión en cuatro dimensiones del cubo de Rubik clásico, en otras palabras: un 3×3×3×3 con aproximadamente 1,7 × 10121 estados (posiciones), frente a los 4,3 × 1021 estados de la versión tradicional. ¡Eso sí que es un rompecabezas difícil!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear