Por @Alvy — 21 de Mayo de 2014

Me di cuenta al escribir sobre los 40 años del cubo de Rubik que por alguna extraña razón en la historia de este blog nunca habíamos mencionado el número exacto de configuraciones o «posiciones distintas» que hay en un cubo de Rubik. ¡Oh, aberración! Es como si nunca hubiéramos escrito más de cuatro o cinco decimales de pi, tan solo cinco o diez números primos o únicamente del uno al diez, así a pelo.

Pues bien, el valor exacto son 43.252.003.274.489.856.000 combinaciones. Ese enorme número es, literalmente –y al estilo Sagan– unos 43 millones de millones de millones; en castellano más o menos 43 trillones.

Para ilustrar el asunto y comprender cómo se realiza el cálculo que por otro lado no es demasiado complicado en sí mismo– puede verse un antiguo vídeo de Numberphile, nuestros admirados divulgadores favoritos.

Una curiosidad respecto a esto: no todas las formas en que se puede encontrar un cubo de Rubik son válidas o «legales», por decirlo de alguna manera. Esto se refiere a que hay algunas que –como se puede demostrar matemáticamente– son imposibles de alcanzar girando el cubo legalmente (sin desmontarlo, vamos). La más simple de ellas es desmontar una esquina y girarla un tercio de vuelta (o una arista y darle la vuelta). Esas posiciones no están incluidas en este cálculo precisamente por imposibles. De hecho, si quieres fastidiar totalmente a un novato haz ese truco y dale el cubo: será totalmente imposible que lo resuelva sin desmontarlo (o usando la popular técnica de «cambiar las pegatinas de sitio»).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear