Por @Alvy — 21 de Octubre de 2016

Tony Fischer ha fabricado el cubo de Rubik más pequeño del mundo que es completamente funcional. Mide 5,6 mm de arista y sus caras pueden girarse como las del cubo de tamaño «normal», aunque al ser tan pequeño se necesita la ayuda de unas pinzas (!)

La fabricación supera por bastante los 6,2 mm del cubo más pequeño que existía hasta ahora; también los 10 mm del que tenía el Récord Guinness (que habrá de ser actualizado). Para conseguir piezas de tan pequeño tamaño se utilizó una impresora 3‑D. Fischer dice que la ayuda de Callum que había fabricado el modelo de 6,2 mm fue inestimable.

Aparte de disfrutar del vídeo y de las fotos del mini-mini-mini-cubo, aprovecha para echar un vistazo a la alucinante colección de puzles de Rubik de Fischer, un auténtico y alucinante museo de estos pequeños juguetes.

(Vía Aperiodical.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear