Por @Alvy — 4 de Julio de 2018

Esto es más que un robot que resuelve el cubo de Rubik: es un cubo de Rubik que se resuelve a sí mismo. Encierra un ingenioso mecanismo motorizado que reconoce la posición de cada cara y puede moverlas – aunque a cámara lenta casi. El cubo tiene unas medidas algo más grandes de lo habitual y está apoyado sobre una base.

Como «cubo automático» es bastante ingenioso; por ejemplo tras «revolverlo» hay que girar la parte superior 4 veces en el sentido de las agujas del reloj –lo cual lo deja como estaba– a modo de «indicación para que comience a resolverse sólo. Así no necesita botones.

Todas las caras son móviles, aunque como puede verse a lo largo del video nunca se mueve solo la cara superior, sino la superior y la intermedia, lo cual equivale a un giro de la cara inferior en sentido contrario – que por otro lado siempre está fija. El cubo no se limita a «dar marcha atrás» a los movimientos que se hacen para revolverlo, sino que encuentra una solución mejor teniendo en cuenta las limitaciones de movimientos y las posiciones de cada pieza. Muy ingenioso.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Puzzle Ninja

EUR 10,90

Comprar


Makey Makey Kit

EUR 46,90 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección