Por @Alvy — 21 de Abril de 2006

El cuboku se antoja interesante. Estará a la venta a partir de la venta la semana que viene:

Sale a la venta un nuevo libro de Agustín Fonseca: Cuboku. Agustín es un hombre imprescindible en el mundillo de los juegos de ingenio en España. Él abrió en el barrio de Argüelles de Madrid en los 80 la que fue la primera tienda de juegos de mesa y de ingenio del país y tiene publicados nueve libros, además de numerosas colaboraciones en revistas y la web Trebejos (…) El libro va acompañado de un Cuboku, que es un dado articulado imprescindible para poder jugar. Lo puedes girar y manipular a tu antojo y llevarlo contigo en el bolsillo para descubrir SuDokus mientras esperas, ya sea en la consulta del médico en un viaje de autobús o en cualquier lugar donde tengas cinco minutos.
(Vía Cambalache.)

Actualización (2 de junio de 2006): Compré el libro + cubo (12€) y la verdad es que no cumplió mis expectativas. El cubo no es de gran calidad, es muy pequeño y las pegatinas parecen frágiles y no deben durar mucho, además de que venían mal recortadas y las caras giraban fatal. El juego en sí es muy complicado pero por lo atípico de la combinación Rubik+Sudoku, y no parece un reto demasiado agradable sino más bien torturador. Hay cuatro retos distintos: hacer una cara, dos, hasta un cubo completo. Cuando las montas debes resolver los Sudokus que se forman, pero no sabes si tendrán solución o no realmente, y resolver Sudokus sin solución no es divertido. El libro es breve y contiene una repetición de la historia de los Sudokus de otros libros de Fonseca, y las instrucciones específicas sobre el Cuboku, que resultan ser complicadas y un tanto crípticas, cuando la gracia del Rubik o de los Sudokus creo que es precisamente su sencillez. Dos caras centrales del cubo que deberían ser blancas se emplean para poner los logotipos de la editorial, una autopromoción un poco absurda en mi opinión (¡si ya has pagado por el libro!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear