Por @Alvy — 16 de Junio de 2015

La gente de Intelligent Enviroments ha lanzado una propuesta curiosa que han dado en llamar #EmojiPasscode: utilizar los populares emojis para formar contraseñas. La idea es que esto proporciona dos ventajas: las combinaciones son más fáciles de recordar y además son más seguras que los tradicionales números PIN.

En cuanto a la facilidad la idea es que las personas somos mejores recordando caras e imágenes, de modo que se puede emplear algo como Yate-Flamenca-Guiño-Guiño en vez del aburrido 2765. Una aplicación especial permite seleccionar entre 44 emojis distintos para un código de 4 imágenes.

En cuanto a seguridad, han calculado que es «480 veces más seguro» que un PIN, al menos comparando el número de permutaciones posibles (sin repetir ningún dígito), que son 7290, frente a las 3 498 308 distintas que proporcionan los 44 emojis. Unos pequeños cálculos muestran que en este tipo de fórmulas alternativas suele ser recomendable fácil aumentar la longitud de la contraseña a 6 u 8 posiciones que el número de dígitos o imágenes posibles.

De hecho se comenta que en el próximo iOS de Apple las combinaciones de encendido y para salir del salvapantallas llevarán 6 dígitos en vez de 4, aunque serán compatibles con los de 4. Por otro lado, los PIN actuales de los teléfonos móviles admiten más de 4 dígitos –como puedes comprobar modificando el de tu teléfono– aunque muy poca gente lo sabe y menos todavía los utilizan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear