Por @Alvy — 28 de Abril de 2006
Los sospechosos del 11-M se comunicaban a través de e-mails que no enviaban – Uno de los principales implicados en la trama del 11-M, utilizó esta treta, simple pero ingeniosa, para eludir el control de la policía sobre las comunicaciones electrónicas. Según el diario International Herald Tribune, Hassan El Haski se comunicaba con sus cómplices mediante una cuenta de correo común y corriente. En lugar de enviarse sus correos, los escribían y guardaban como borrador, evitando así el rastreo de mensajes salientes por parte de los investigadores. [20 Minutos]
Esto implica compartir la contraseña del correo, algo que no debe hacerse. Simple pero ingenioso.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear